PHotoEspaña ha sobrevolado la letra del tango Volver, "20 años no es nada", para echar la vista atrás, hacer un breve balance desde su comienzo, en junio de 1998, y explicar lo que dará de sí el festival en 2017. "Fiesta" y "celebración" fueron las palabras empleadas por el presidente de PHotoEspaña, Alberto Anaut, para un certamen que, del 31 de mayo al 27 de agosto, contará con un centenar de exposiciones, en las que se mostrará obra de 514 autores, en 62 sedes a lo ancho de cuatro continentes por vez primera. Esta vez, al contrario que en anteriores ediciones, no hay un tema que vehicule el Festival internacional de fotografía y artes visuales

Del programa desgranado en el Círculo de Bellas Artes, en Madrid, la directora del festival, María García Yelo, ha destacado "la carta blanca" que se ha dado al fotógrafoAlberto García-Alix (León, 1956). Este autor que protagonizó una gran exposición en el primer PHotoEspaña se ha transformado en esta ocasión en comisario de seis muestras bajo el título La exaltación del ser, que él mismo presentó el pasado 25 de abril. Los "heterodoxos" escogidos por el premio Nacional de Fotografía en 1999 son: Anders Petersen, Paulo Nozolino, Antoine d’Agata, Pierre Molinier, Karlheinz Weinberger y Teresa Margolles. "Son fotógrafos cuyas creaciones se alejan de la norma y se nutren de lo más íntimo y pasional", ha subrayado García-Alix.

Para la sección oficial, los organizadores han querido combinar "grandes autores con nuevas voces". En Madrid se desplegarán 22 exposiciones, entre las que sobresale la que en el Jardín Botánico mostrará imágenes tomadas por el magistral fotógrafo de Magnum Elliott Erwitt (París, 1928) en Cuba en dos momentos muy distintos: en 1964, cuando acompañó al Che Guevara y a Fidel Castro por encargo de la revistaNewsweek, y 2015, cuando puso el objetivo en los habitantes anónimos de la isla. En el centro Fernán Gómez se podrá ver el proyecto Lalibela, cerca del cielo, con el que Cristina García Rodero (Puertollano, Ciudad Real, 1949) documentó las 11 iglesias medievales cristianas excavadas en la roca en esta ciudad etíope. Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, la artista española retrató estos templos y sus ritos entre 2000 y 2009. El Museo ICO será el lugar para recorrer la obra de Gabriele Basilico (Milán, 1944-2013), renovador de la fotografía de arquitectura en los años 80. Entropía y espacio urbano exhibe su evolución desde sus instantáneas de fábricas milanesas a las metrópolis modernas.

Entre las propuestas inéditas sobresale la de la madrileña Yolanda Domínguez (1977), que en Little Black Dress, en el Museo del Traje, ha retratado a mujeres de distintas edades, rasgos y tallas con un vestido corto negro para criticar la presión que sufren por los actuales cánones de belleza. El pintor Eduardo Arroyo, en A la pata coja, en el Museo Lázaro Galdiano, ha cedido una selección de los miles de fotos de su colección particular, de diferentes estilos y periodos, pero que comparten un mismo y divertido motivo: todos los retratados están con una pierna en el aire. En La Lonja, en Zaragoza, se recupera a la maestra del fotoperiodismo español Juan Biarnés (Terrasa, 1935), la mujer que se coló en el avión y en el hotel de los Beatles y retrató a Jackie Kennedy, Louis Armstrong, Jack Lemmon, Orson Welles o Roman Polanski.

Los jóvenes talentos españoles en el arte de la imagen pueden descubrirse en la sala Canal de Isabel II, de Madrid. La exposición Un cierto panorama congrega a 54 autores de las nuevas tendencias, que han encontrado en el fotolibro su vía de expresión más habitual. 19 más, latinoamericanos, se citarán en Casa de América en Confluencias.

Como en anteriores ediciones, galerías de arte madrileñas se suman al Festival Off de PHotoEspaña para promocionar el mercado fotográfico. Fuera de la capital, se incorporan instituciones como el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Guggenheim de Bilbao, Es Baluard, en Palma, o el IVAM en Valencia. Y fuera de España habrá exposiciones en siete sedes europeas, y en China, Japón, Estados Unidos, Argentina y Australia. Un PHotoEspaña global en un mundo en el que se suben al día 80 millones de imágenes a la red social Instagram porque, como dicen los organizadores del festival, "todos somos fotógrafos, pero unos más que otros".

" /> PHotoEspaña ha sobrevolado la letra del tango Volver, "20 años no es nada", para echar la vista atrás, hacer un breve balance desde su comienzo, en junio de 1998, y explicar lo que dará de sí el festival en 2017. "Fiesta" y "celebración" fueron las palabras empleadas por el presidente de PHotoEspaña, Alberto Anaut, para un certamen que, del 31 de mayo al 27 de agosto, contará con un centenar de exposiciones, en las que se mostrará obra de 514 autores, en 62 sedes a lo ancho de cuatro continentes por vez primera. Esta vez, al contrario que en anteriores ediciones, no hay un tema que vehicule el Festival internacional de fotografía y artes visuales

Del programa desgranado en el Círculo de Bellas Artes, en Madrid, la directora del festival, María García Yelo, ha destacado "la carta blanca" que se ha dado al fotógrafoAlberto García-Alix (León, 1956). Este autor que protagonizó una gran exposición en el primer PHotoEspaña se ha transformado en esta ocasión en comisario de seis muestras bajo el título La exaltación del ser, que él mismo presentó el pasado 25 de abril. Los "heterodoxos" escogidos por el premio Nacional de Fotografía en 1999 son: Anders Petersen, Paulo Nozolino, Antoine d’Agata, Pierre Molinier, Karlheinz Weinberger y Teresa Margolles. "Son fotógrafos cuyas creaciones se alejan de la norma y se nutren de lo más íntimo y pasional", ha subrayado García-Alix.

Para la sección oficial, los organizadores han querido combinar "grandes autores con nuevas voces". En Madrid se desplegarán 22 exposiciones, entre las que sobresale la que en el Jardín Botánico mostrará imágenes tomadas por el magistral fotógrafo de Magnum Elliott Erwitt (París, 1928) en Cuba en dos momentos muy distintos: en 1964, cuando acompañó al Che Guevara y a Fidel Castro por encargo de la revistaNewsweek, y 2015, cuando puso el objetivo en los habitantes anónimos de la isla. En el centro Fernán Gómez se podrá ver el proyecto Lalibela, cerca del cielo, con el que Cristina García Rodero (Puertollano, Ciudad Real, 1949) documentó las 11 iglesias medievales cristianas excavadas en la roca en esta ciudad etíope. Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, la artista española retrató estos templos y sus ritos entre 2000 y 2009. El Museo ICO será el lugar para recorrer la obra de Gabriele Basilico (Milán, 1944-2013), renovador de la fotografía de arquitectura en los años 80. Entropía y espacio urbano exhibe su evolución desde sus instantáneas de fábricas milanesas a las metrópolis modernas.

Entre las propuestas inéditas sobresale la de la madrileña Yolanda Domínguez (1977), que en Little Black Dress, en el Museo del Traje, ha retratado a mujeres de distintas edades, rasgos y tallas con un vestido corto negro para criticar la presión que sufren por los actuales cánones de belleza. El pintor Eduardo Arroyo, en A la pata coja, en el Museo Lázaro Galdiano, ha cedido una selección de los miles de fotos de su colección particular, de diferentes estilos y periodos, pero que comparten un mismo y divertido motivo: todos los retratados están con una pierna en el aire. En La Lonja, en Zaragoza, se recupera a la maestra del fotoperiodismo español Juan Biarnés (Terrasa, 1935), la mujer que se coló en el avión y en el hotel de los Beatles y retrató a Jackie Kennedy, Louis Armstrong, Jack Lemmon, Orson Welles o Roman Polanski.

Los jóvenes talentos españoles en el arte de la imagen pueden descubrirse en la sala Canal de Isabel II, de Madrid. La exposición Un cierto panorama congrega a 54 autores de las nuevas tendencias, que han encontrado en el fotolibro su vía de expresión más habitual. 19 más, latinoamericanos, se citarán en Casa de América en Confluencias.

Como en anteriores ediciones, galerías de arte madrileñas se suman al Festival Off de PHotoEspaña para promocionar el mercado fotográfico. Fuera de la capital, se incorporan instituciones como el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Guggenheim de Bilbao, Es Baluard, en Palma, o el IVAM en Valencia. Y fuera de España habrá exposiciones en siete sedes europeas, y en China, Japón, Estados Unidos, Argentina y Australia. Un PHotoEspaña global en un mundo en el que se suben al día 80 millones de imágenes a la red social Instagram porque, como dicen los organizadores del festival, "todos somos fotógrafos, pero unos más que otros".

" />

Photo España 2017. El Festival internacional de fotografia y artes visuales alcanza su edición número 20
24/05/2017 Festival i PHOTO ESPAÑA

En la presentación de la vigésima edición de PHotoEspaña ha sobrevolado la letra del tango Volver, "20 años no es nada", para echar la vista atrás, hacer un breve balance desde su comienzo, en junio de 1998, y explicar lo que dará de sí el festival en 2017. "Fiesta" y "celebración" fueron las palabras empleadas por el presidente de PHotoEspaña, Alberto Anaut, para un certamen que, del 31 de mayo al 27 de agosto, contará con un centenar de exposiciones, en las que se mostrará obra de 514 autores, en 62 sedes a lo ancho de cuatro continentes por vez primera. Esta vez, al contrario que en anteriores ediciones, no hay un tema que vehicule el Festival internacional de fotografía y artes visuales

Del programa desgranado en el Círculo de Bellas Artes, en Madrid, la directora del festival, María García Yelo, ha destacado "la carta blanca" que se ha dado al fotógrafoAlberto García-Alix (León, 1956). Este autor que protagonizó una gran exposición en el primer PHotoEspaña se ha transformado en esta ocasión en comisario de seis muestras bajo el título La exaltación del ser, que él mismo presentó el pasado 25 de abril. Los "heterodoxos" escogidos por el premio Nacional de Fotografía en 1999 son: Anders Petersen, Paulo Nozolino, Antoine d’Agata, Pierre Molinier, Karlheinz Weinberger y Teresa Margolles. "Son fotógrafos cuyas creaciones se alejan de la norma y se nutren de lo más íntimo y pasional", ha subrayado García-Alix.

Para la sección oficial, los organizadores han querido combinar "grandes autores con nuevas voces". En Madrid se desplegarán 22 exposiciones, entre las que sobresale la que en el Jardín Botánico mostrará imágenes tomadas por el magistral fotógrafo de Magnum Elliott Erwitt (París, 1928) en Cuba en dos momentos muy distintos: en 1964, cuando acompañó al Che Guevara y a Fidel Castro por encargo de la revistaNewsweek, y 2015, cuando puso el objetivo en los habitantes anónimos de la isla. En el centro Fernán Gómez se podrá ver el proyecto Lalibela, cerca del cielo, con el que Cristina García Rodero (Puertollano, Ciudad Real, 1949) documentó las 11 iglesias medievales cristianas excavadas en la roca en esta ciudad etíope. Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, la artista española retrató estos templos y sus ritos entre 2000 y 2009. El Museo ICO será el lugar para recorrer la obra de Gabriele Basilico (Milán, 1944-2013), renovador de la fotografía de arquitectura en los años 80. Entropía y espacio urbano exhibe su evolución desde sus instantáneas de fábricas milanesas a las metrópolis modernas.

Entre las propuestas inéditas sobresale la de la madrileña Yolanda Domínguez (1977), que en Little Black Dress, en el Museo del Traje, ha retratado a mujeres de distintas edades, rasgos y tallas con un vestido corto negro para criticar la presión que sufren por los actuales cánones de belleza. El pintor Eduardo Arroyo, en A la pata coja, en el Museo Lázaro Galdiano, ha cedido una selección de los miles de fotos de su colección particular, de diferentes estilos y periodos, pero que comparten un mismo y divertido motivo: todos los retratados están con una pierna en el aire. En La Lonja, en Zaragoza, se recupera a la maestra del fotoperiodismo español Juan Biarnés (Terrasa, 1935), la mujer que se coló en el avión y en el hotel de los Beatles y retrató a Jackie Kennedy, Louis Armstrong, Jack Lemmon, Orson Welles o Roman Polanski.

Los jóvenes talentos españoles en el arte de la imagen pueden descubrirse en la sala Canal de Isabel II, de Madrid. La exposición Un cierto panorama congrega a 54 autores de las nuevas tendencias, que han encontrado en el fotolibro su vía de expresión más habitual. 19 más, latinoamericanos, se citarán en Casa de América en Confluencias.

Como en anteriores ediciones, galerías de arte madrileñas se suman al Festival Off de PHotoEspaña para promocionar el mercado fotográfico. Fuera de la capital, se incorporan instituciones como el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Guggenheim de Bilbao, Es Baluard, en Palma, o el IVAM en Valencia. Y fuera de España habrá exposiciones en siete sedes europeas, y en China, Japón, Estados Unidos, Argentina y Australia. Un PHotoEspaña global en un mundo en el que se suben al día 80 millones de imágenes a la red social Instagram porque, como dicen los organizadores del festival, "todos somos fotógrafos, pero unos más que otros".

Tags